Agua de niebla para riego

Las plantaciones insulares tendrían un nuevo aporte ocasional de riego.

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias –ICIA- continúa trabajando en este proyecto que, de sr viable, podría trasladarse a todas las zonas en las que fuera frecuente el fenómeno de la niebla.

El objetivo de las investigaciones del ICIA es el de ‘capturar’ las minúsculas gotas de agua que se encuentran en la niebla a través de la instalación de mallas que posibilitarían la recogida de esas gotas en depósitos. Se trata de un agua de gran calidad que podría ser utilizada como aporte adicional a los cultivos insulares –como la papa-, especialmente a aquellos de las zonas de medianías, en los que el riego ha sido siempre un reto para el agricultor.

Actualmente, se trabaja en la mejora y optimización de este sistema de recogida y en breve se pondrá en marcha una experiencia piloto en campo. De resultar viable, esta tecnología tendría una aplicación inmediata en zonas de medianías, fundamentalmente en cultivos hortícolas como la papa y sería exportable a otras regiones del mundo donde la niebla es frecuente y el acceso al agua difícil, con lo que Canarias podría convertirse así en un laboratorio de experimentación para la captura del agua procedente de nubes bajas.

En este sentido, el mar de nubes que baña las laderas del norte de las islas puede constituir una fuente de gran riqueza si es aprovechada, como ya hacían nuestros antepasados. Así, los cronistas de épocas pasadas relataban que esta labor ya la desarrollaban los antiguos pobladores de El Hierro, donde “en la parte más alta hay árboles que destilan siempre un agua hermosa y clara que se recoge en unos hoyos cerca de los árboles”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.