Clavijo no podrá mantener su aforamiento en el caso Grúas

aforamiento en el caso Grúas

Fernando Clavijo

La Fiscalía ha decidido no prolongar el privilegio reclamado por el presidente del Gobierno de Canarias

La decisión de la Fiscalía ha sido celebrada con optimismo por Unid@s se puede en La Laguna. La formación política considera que el hecho de que Clavijo no goce de aforamiento en el caso Grúas permite seguir avanzando en clarificar un caso que trasciende mucho más allá de un préstamo de 120.000 euros de dinero público a una empresa privada.

En opinión de Rubens Ascanio, portavoz municipal del partido, se trata de uno de los casos más sonados de “privatización de los servicios públicos para la colocación de personas afines”. Un caso que pone de manifiesto la existencia de “redes clientelares” en el seno del Coalición Canaria.

La pérdida de aforamiento en caso Grúas abre una nueva puerta en un proceso judicial de largo recorrido

El concejal de la confluencia lagunera considera que este caso todavía tiene un largo recorrido por delante, ya que el proceso “solo ha alcanzado una fase muy preliminar de testificaciones y de estudio de los documentos referidos a este servicio público”.

Después de que se haya confirmado que la Fiscalía rechaza que Clavijo disfrute de privilegios de aforamiento en el caso Grúas, el actual presidente del Ejecutivo autonómico está un paso más cerca de su imputación definitiva.

En este sentido, Ascanio recuerda el papel de los empleados de Autogrúas Poli SL que desde 2012 a 2014 registraron casi una treintena de escritos con denuncias concretas sobre las ilegalidades que se estaban cometiendo en este servicio. Unos escritos dirigidos a Fernando Clavijo y José Alberto Díaz, entre otros responsables municipales, que no fueron atendidos de ninguna manera por la administración pública. Escritos que relataban ilegalidades contra las que los responsables políticos municipales no actuaron de ninguna manera, esa es la clave de la denuncia, que no tiene nada de política, que es una denuncia ante la inacción y la falta de respuestas de quienes debían darlas.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.