A.F.I.S. ¡Qué miedo!

Ministro de Fomento

Carlos Castañosa

Acaban de vendernos una máquina de ciencia ficción que permite sustituir el control de aeropuerto por un sistema sofisticado y vanguardista, de alta tecnología, que permite sustituir la figura del controlador donde se prevea una afluencia de tráfico de menos de 50 aviones al día.

A.F.I.S. no es ningún instrumento ni consola mágica I+D+i para jugar a los marcianitos. ¡No es una máquina!… Simplemente se trata de las siglas de un servicio: Airport Flight Information System. Léase: “sistema de información de vuelo de aeropuerto”. Este procedimiento era el utilizado en los albores de la Aviación, cuando no existía la profesión de controlador. Consistía en un informador que daba al piloto datos de meteorología, pista en servicio y de posibles tráficos en la zona. Con una preparación técnica muy somera, sólo tenía que saber manejar la emisora y un nivel de inglés elemental. No controlaba ni autorizaba movimientos que quedaban al albur y buena vista de los pilotos que, entre ellos, se responsabilizaban de mantener las separaciones adecuadas de seguridad. No existían permisos de despegue o aterrizaje ni cualquier otra autorización.

Este sistema de información sigue en vigor en determinados ámbitos y circunstancias. Por ejemplo, en Estados Unidos, donde la aviación privada tiene una implantación muy desarrollada, se da con frecuencia la existencia de pistas de aterrizaje en fincas y ranchos particulares para vuelos VMC (condiciones visuales). La mujer del granjero, con un walky talky, le comunica al marido que, además es el piloto de su avioneta: “Ya puedes aterrizar, cariño.. Las gallinas están recogidas en el corral”. Éste es el milagroso sistema A.F.I.S.

Del mismo modo que en un improvisado campo de fumigación o de prácticas deportivas, como el vuelo sin motor, se requiere un mínimo de seguridad,  ésta se contempla con un elemental equipo de radio y un informador. Es evidente que, en la aviación comercial, un sistema de información tan precario no puede suplir al control actual porque no cubriría ni remotamente la garantía de Seguridad

¿En Fuerteventura, La Gomera y El hierro?… Pueden estar tranquilos los presidentes de Cabildo y los potenciales usuarios. Prescindir del control de torre, supondría el cierre del aeropuerto. Y eso no va a suceder.

El órdago lanzado por el señor Ministro indica que no está demasiado bien asesorado en aspectos técnicos. Si ha sido una maniobra para amedrentar a sus controladores, no ha conseguido su objetivo, sino que ha creado una alarma social que, en virtud del reguero de pólvora en que se ha convertido, quizá le sirva para desviar la atención de la verdadera papa caliente que tiene en sus manos con AENA y las transferencias de la gestión aeroportuaria…

 

Carlos Castañosa

Ex comandante de IBERIA

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.