Amnistía Internacional denuncia agresiones policiales en las manifestaciones en Marruecos

Denuncian golpes con porras, palos y patadas incluso a niños.

Amnistía Internacional ha declarado que las autoridades marroquíes deben abstenerse de usar fuerza excesiva contra los manifestantes. En las últimas semanas, las fuerzas de seguridad han agredido a decenas de manifestantes en el país, mientras que en Tánger siguen detenidos siete manifestantes, que se enfrentan a cargos penales relacionados con su participación en las protestas.

“Las fuerzas de seguridad marroquíes no deben repetir los mismos errores que han cometido en las últimas semanas al reprimir violentamente manifestaciones pacíficas”, ha afirmado Amnistía Internacional. Tras las continuas manifestaciones que se suceden desde el 20 de febrero, inspiradas en los sucesos del norte de África, las autoridades marroquíes están bajo presión y se les exige que respondan a las reivindicaciones de reformas políticas y de derechos humanos.

El 28 y el 29 de mayo continuaron las manifestaciones en varias ciudades de Marruecos, como Kenitra, Safi, Fez, Tánger, Casablanca y Salé, para pedir reformas políticas y sociales y el fin de la corrupción. Las manifestaciones han sido en su mayoría pacíficas. Sin embargo, Amnistía Internacional ha recibido numerosos testimonios sobre decenas de manifestantes que fueron agredidos por miembros de las fuerzas de seguridad uniformados y vestidos de civil. Los golpearon con porras y palos y les dieron patadas. Algunas de las víctimas, incluidas mujeres y niños, resultaron heridas en la cabeza y la cara.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.