Declarado procedente el despido de un jefe de bar por acoso sexual a una subordinada

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha revocado la sentencia que declaraba improcedente el despido de un trabajador que le había dicho “qué buena estás” a una sus subordinadas

En una ocasión, este jefe de bar de un hotel protagonizó una situación de acoso sexual a una subordinada al tomarla por la cintura y decirle “qué buena estás”, motivo por el que fue despedido. Sin embargo, el Juzgado de lo Social determinó el pasado año que se había tratado de un despido improcedente, obligando a la empresa a readmitir a este trabajador o a pagarle una indemnización de 22.170 euros más los salarios de tramitación.

La empresa hostelera, ubicada en la isla de Fuerteventura, decidió entonces presentar un recurso contra la decisión del Juzgado y finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Canarias le ha dado la razón.

Aunque la situación de acoso sexual a una subordinada se produjera en una única ocasión, tal hecho por sí sólo es constitutivo de una infracción al Estatuto de los Trabajadores

“Por muy afable y cariñosa que sea una persona, o por mucho que le guste embromar a los compañeros de trabajo para crear buen ambiente”, expone el fallo de la Sala, “hay determinados comportamientos que objetivamente son inadecuados y que sólo de mediar consentimiento de la persona a la que se dirigen son aceptables”. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias se refiere así al comportamiento del empleado que finalmente ha sido despedido por acoso sexual a una subordinada.

Tal como recoge la sentencia, su actuación es constitutiva de una infracción al Estatuto de los Trabajadores, a la Ley para la Igualdad Efectiva de Hombres y Mujeres de 2007 y a las recomendaciones de la Unión Europea que justifica el despido. “Tales manifestaciones no son muestra de compañerismo”, destaca la Sala, “porque, además de innecesarias, requieren para ser admitidas sin reproche de una expresa aceptación por su receptor”, que en el caso de autos “en ningún momento ha sido acreditado”, enfatiza.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.