Denuncias por presunto acoso laboral en el Ayuntamiento de Vilaflor

acoso laboral

Ayuntamiento de Vilaflor

El trato que los empleados públicos reciben por parte del grupo de gobierno ha provocado numerosas bajas en la plantilla

El Ayuntamiento tinerfeño de Vilaflor está siendo objeto de polémica en las últimas semanas. Sí se puede califica de ‘cinismo’ la actitud de la alcaldesa Agustina Beltrán y destaca la denuncia por supuesto acoso laboral presentada por una de las trabajadoras del consistorio, que además se encuentra de baja por ansiedad.

Otros dos trabajadores del Ayuntamiento también se encuentran en esta misma situación, si bien por el momento no han presentado denuncia al respecto. Con todo, los supuestos casos de acoso laboral en el Consistorio han llegado al conocimiento de Sí se puede, que se ha hecho eco de la situación, destacando las “conductas reprobables” que “de manera sistemática” se están produciendo en el Ayuntamiento.

El acoso laboral en el Ayuntamiento de Vilaflor compromete los derechos laborales y la dignidad de quienes trabajan en él

Sí se puede denuncia que “personal del Ayuntamiento de Vilaflor se ha visto sometido de forma sistemática a conductas reprobables, degradación de funciones, reasignación de funciones que corresponden a funcionarios a personal que no tiene esa categoría y medidas de presión y maltrato psicológico, incluso, desconectarles el ordenador con el que trabajan; esta situación ha sido la causa de ataques de ansiedad y depresión, diagnosticados y atendidos en la propia sede municipal por personal médico”.

El portavoz del grupo municipal de la formación ecosocialista, José Luis Fumero, insiste en que “solo se puede llamar cinismo a mantener este tipo de comportamientos desagradables, de falta de respeto y que atentan contra los derechos laborales y la dignidad de las personas, mientras que, por otro lado, la alcaldesa se erige en defensora de una trabajadora que, lamentablemente, sufrió agresiones verbales y amenazas por parte de un ciudadano”. Se refiere Fumero al incidente que se produjo entre una funcionaria y un ciudadano que la agredió verbalmente y la amenazó. En este caso, la alcaldesa salió en defensa de la empleada pública, si bien en su actividad diaria ha demostrado no sentir respeto por los derechos y la dignidad de la plantilla que presta sus servicios en la corporación.

El Ilustrador

5 comentarios
  1. Hasta cuando va a tener que ser este Señor, D. José Luis, el que tenga que sacar y decir “SIEMPRE” la verdad a la luz, ante la mendacidad, el cinismo y la falacia que arrastra desde hace 14 años: la anterior y la actual Corporación. Ya está bien por Dios, y por Justicia.

  2. Corrijo, la agredida verbalmente no es funcionaria del estado, es personal la laboral, en este ayuntamiento quedan trabajando dos funcionarios públicos. Todo lo explicado por Fumero es cierto, y solo queda decir que las verdades duelen, solo queda esperar que se haga justicia.

  3. La verdad duele, que es la que pone este artículo. Mientras que La mendacidad, la hipocresía y el cinismo, que es lo que se hace con algunos funcionarios de ese Ayuntamiento (3 de baja); huele….. Y mal.

  4. Ésta es la verdad. Acoso y derribo a funcionarios que solo cumplen su deber (3 de baja de 6). Y Apoyo a personal afin a los Sres gobernantes. La verdad duele. La mendacidad, el cinismo y la hipocresía huele…. Y mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.