Se abre el acceso a las cumbres de Gran Canaria

cumbres de Gran Canaria

Desaparece la nieve en las cumbres de Gran Canaria

El Cabildo explica que la lluvia y la subida de temperatura han derretido la nieve

La situación meteorológica y el estado en el que han amanecido las carreteras de las cumbres de Gran Canaria ayer sábado han permitido al Cabildo de Gran Canaria a abrir todas las vías y normalizar la situación, si bien es necesario extremar la precaución porque persiste el peligro de desprendimientos.

La lluvia y la subida de temperatura que comenzó a última hora de la tarde han derretido la nieve, que se ha convertido en saltos de agua y cascadas. Esta situación precisamente hace que haya riesgo de deslizamientos y caída de piedras en las laderas, lo que exige circular con máximo cuidado.

Frío, viento y niebla

“Se puede acceder, pero pedimos máxima precaución, hay muchas cascadas bajando hacia las presas, la novedad no está en torno al Pico de las Nieves sino en los saltos de agua”, explicó el consejero de Emergencias y Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez.

El personal de Carreteras ha inspeccionado la cumbre para informar de que el estado del firme reúne condiciones de seguridad para circular. Tras la valoración realizada del conjunto de la situación, el Cabildo de Gran Canaria ha decidido pasar el Plan de Emergencias Insular de alerta a prealerta y lo mantiene activo hasta que remitan por completo los riesgos de esta situación, como desprendimientos y derrumbes.

Las cumbres de Gran Canaria se benefician de la lluvia

Según explican desde el Cabildo en un comunicado, el agua recogida hasta el pasado viernes día 2 de febrero supone el equivalente a regar un mes en el norte, si bien será el próximo lunes cuando se pueda conocer el estado de embalses tras esta lluvia, que al no ser torrencial, ha empapado la tierra.

 

El Cabildo agradece la intervención de los medios que han formado parte del operativo de más de 500 personas volcadas en todo momento a pesar de la extrema situación en la que tuvieron que ejercer su labor, a la intemperie con temperaturas mínimas, ventisca y lluvia, para salvaguardar la seguridad de la población y aún se mantendrá pendiente las próximas horas.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.