Acampada contra la explotación privada de la Sanidad

Los trabajadores de mantenimiento del SCS protestan frente al Hospital Universitario Doctor Negrín.

El Gobierno de Canarias pretende ceder a una empresa privada la gestión de todo el control técnico -instalaciones y equipamientos- de los hospitales públicos de Las Palmas de Gran Canaria: el Materno, el Hospital Insular y el Hospital Universitario Doctor Negrín.

Ante esta pretensiones de la Consejería de Sanidad, los empleados de los servicios de mantenimiento del Servicio Canario de Salud han decidido actuar con rapidez convocando una acampada de 24 horas en la explanada de consultas externas del Hospital Universitario Doctor Negrín.

De hacerse efectiva la intención de la Consejería, supondría el desplazamiento del personal propio del SCS encargado de estas áreas hacia otros cargos intermedios mientras que las empresas concesionarias de dichos servicios pasarían a ser las responsables de la seguridad y el mantenimiento de condiciones óptimas de salas y quirófanos para la atención sin riesgos de los pacientes.

Por otro lado, la concesión de estos servicios no solo implicaría la eliminación de contratos de eventuales la marginación de parte de la actual plantilla, sino un sobrecoste para el Gobierno de unos 10 millones de euros en cinco años.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.