Los sindicatos piden la reapertura de la Academia Canaria de Seguridad

Academia Canaria de Seguridad

Academia Canaria de Seguridad

Solicitan una enmienda al proyecto de Ley de Presupuestos autonómicos para que Canarias vuelva a gestionar la formación de la seguridad de sus policías, bomberos y miembros de Protección Civil

CC.OO, UGT y CSIF han unido sus fuerzas para solicitar al Parlamento autonómico la reapertura de la Academia Canaria de Seguridad. Este organismo cerro en 2013 como consecuencia de la crisis económica, privando al archipiélago de un centro que autogestionara la formación en seguridad de 3.300 agentes de policía, bomberos y voluntarios de Protección Civil de los Ayuntamientos.

A raíz de la supresión de la Academia de Seguridad, la formación de estas personas ha recaído sobre la Dirección General de Seguridad. En opinión de los sindicatos, esto afectó de manera negativa a este organismo. No en vano, aseguran los sindicatos que se llegaron a dictar normas para cobrar a los funcionarios de la policía por la asistencia a los cursos de formación, algo que generó un gran malestar en este colectivo.

La Policía insiste en la necesidad de que la Academia Canaria de Seguridad vuelva a estar en funcionamiento

La apertura de la Academia Canaria de Seguridad en 2007 abrió la puerta a la profesionalización del Cuerpo de la Policía Local, tal como ha recordado el representante de la Agrupación de la Policía Canaria de la FSC-CCOO, Carlos Lemes. Este organismo autónomo tenía a su cargo la formación, perfeccionamiento y especialización de los miembros de los Cuerpos de Policía de Canarias, bomberos y voluntarios de Protección Civil así como la participación directa en los procesos de selección de los mismos tal y como se establecía en tres leyes autonómicas diferentes, que no hacía más que resaltar la importancia de este organismo autónomo en todo lo relativo a la formación en materia de seguridad en Canarias.

Su supresión en 2013 generó mucha frustración entre los profesionales de la seguridad en las islas. Aparte de formar a miles de personas en temas de gran importancia para el desarrollo de sus funciones, la Academia tenía atribuidas funciones de investigación, estudio y divulgación en materias relacionadas con la seguridad pública, así como el desarrollo de un plan de carrera profesional para el acceso a los distintos empleos de la Policía Canaria que aún no ha sido culminado.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.