Abren una fosa común con restos de víctimas del siniestro de Los Rodeos

La fosa fue cavada en el cementerio de San Juan y los restos han quedado al descubierto durante unas excavaciones realizadas para localizar a víctimas de la Guerra Civil.

Ya se conocía la existencia de esta fosa, cavada hace 33 años para enterrar aquellos restos mortales de las víctimas que no podían ser identificadas. Sin embargo, con las excavaciones llevadas a cabo en el cementerio lagunero de San Juan para localizar a víctimas de la Guerra Civil, ha quedado al descubierto una parte significativa de la historia negra de la isla de Tenerife y de la historia de la aviación: el accidente aéreo de 1977 en el aeropuerto de Los Rodeos, en el que perdieron la vida 583 personas. Los expertos encargados de la investigación en el cementerio ya esperaban este hallazgo: una fosa de once metros de largo a un metro y medio de profundidad, compuesta por varias celdas dividas por muros de adobe en las que fueron enterrados los restos mortales de los cuerpos, debido a su estado, no servían para identificar a ninguna víctima del accidente.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.