97 detenidos por el comercio ilegal de gases

Se han practicado registros en almacenes y buques en Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife y Zaragoza.

La Guardia Civil en el marco de la operación refresco, desarrollada en Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife y Zaragoza, ha intervenido más de 150.000 kilos de gases R-22, utilizado por buques pesqueros, cuyo uso está prohibido en la Unión Europea, por ser perjudiciales para la capa de ozono.

En la operación se ha puesto a disposición judicial a 97 personas por el comercio ilegal de este gas y se ha procedido al registro de 16 sedes y almacenes de diversas empresas así como a la inspección y reconocimiento de 7 buques de distintas nacionalidades.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de febrero, cuando se tuvo conocimiento de que varias empresas realizaban operaciones comerciales con R-22, ya que dicho gas tiene la capacidad de generar frío en barcos pesqueros para congelar en alta mar el producto de la pesca.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.