90.000 euros de indemnización para una paciente del SCS

El Servicio Canario de Salud es condenado a una cuantiosa multa por los daños y perjuicios ocasionados a una paciente después de un tratamiento médico.

La demanda fue interpuesta en marzo de 2007 después de que la paciente considerara haber recibido un tratamiento defectuoso al infectarse la prótesis de rodilla que se le había colocado después de una operación quirúrgica. Puesto que tras esa primera intervención los dolores no remitían, hubo de colocársele una segunda prótesis que también hubo de ser extraída por los dolores intensos que suponían para la paciente. Finalmente, ésta decide trasladarse a un hospital de Pamplona donde recibe un nuevo tratamiento para su problema óseo degenerativo y para las infecciones padecidas. Sin embargo, las consecuencias derivadas de las dos primeras operaciones han obligado a la paciente a caminar con andador y depender de terceras personas. A través de su abogado, la paciente denunció estos hechos puesto que en el consentimiento que le hizo firmar el hospital antes de ser intervenida no figuraba que sus problemas de diabetes aumentaban considerablemente el riesgo de esas operaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.