727 Fuselage Home

727 Fuselage HomeQuién dice que no se puede vivir en las alturas.

Comodidad y exclusividad. Esos son los dos términos que definen el ‘727 Fuselage Home’, probablemente la opción de alojamiento más original de toda Costa Rica.

Este Boeing 727 de 1965 había permanecido décadas oxidándose en el aeropuerto de San José hasta que se decidió que, siendo una pieza vintage tan elegante, había que darle una segunda oportunidad. Pero como el avión ya no estaba para reemprender el vuelo, se optó por su completa restauración con el fin de crear una lujosa suite en mitad de la selva.

Cinco enormes camiones se encargaron de trasladar la ajada aeronave desde su lugar de descanso en el aeropuerto de San José hasta la selva de Manuel Antonio. Comenzaron entonces los arduos trabajos de emplazamiento. Y es que para aprovechar mejor las vistas de la zona, el avión se colocó sobre un pedestal a 15 metros de altura, adosándosele en la cola una imponente terraza en forma de pérgola que permite disfrutar de esta original inmersión en la selva costarricense.

En el interior del avión no se les escapó ningún detalle. El ‘727 Fuselage Home’ es un enorme apartamento de dos habitaciones, perfectamente acondicionado para estancias cortas o largas, ya que dispone además de una pequeña cocina, sala de estar, dos baños, terraza y, lo mejor de todo, unas vistas espectaculares sobre el Parque Nacional en el que se ubica.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.