60 millones de llamadas españolas interceptadas por EE.UU

En un solo mes se recabó información masiva sobre números de teléfonos.

La misión de espionaje estadounidense en España que tuvo lugar entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de 2013, permitió a la NSA -Agencia Nacional de Seguridad- rastrear 60 millones de llamadas de las que se obtuvo información sobre números y modelos de teléfono así como de la duración de las conexiones. La obtención de esta información, a pesar de no incluir el contenido de las conversaciones, está tipificada en el Código Penal español y se suma al espionaje electrónico masivo que EE.UU ha desarrollado en otros muchos países europeos con el fin de obtener información no solo sobre sus líderes políticos sino sobre los hábitos de los ciudadanos.

Así pues, según declaraciones del bloguero estadounidense Glenn Greenwald, que confirma haber tenido acceso a los documentos secretos del ex analista de la NSA, Edward Snowden, EE.UU habría estado rastreando las comunicaciones de cientos de miles de españoles, desde sus llamadas telefónicas hasta SMS y correos electrónicos.

Hoy el ministro del Exteriores, José Manuel García-Maragallo, se reunirá con el embajador de EE.UU en España, James Costos, para exigirle una explicación sobre las informaciones que están saliendo ahora a la luz y sobre las que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, únicamente ha asegurado “no tener constancia”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.