250 reclusos en tercer grado y sólo la mitad de personal

La prisión Tenerife I sólo tienen cubiertas 42 plazas de trabajo de las 74 que son necesarias para el funcionamiento del centro.

Son varios los sindicatos que han denunciado ya la actual situación de la prisión, en la que las carencias de personal son una realidad diaria. Además de que faltan por cubrir una cantidad de plazas que asciende casi a la mitad del personal estipulado por la Relación de Puestos de Trabajo, de las 42 personas que trabajan actualmente en la prisión, la mayoría son funcionarios que se encuentran haciendo sus prácticas o en comisión de servicio. Además, de estos 42 trabajadores, no todos se dedican al control y vigilancia de los presos, sino que también hay entre ellos médicos y psicólogo que desempeñan otro tipo de funciones dentro del centro. Por otro lado, Tenerife I, que actualmente se conoce como Centro de Inserción Social para reclusos Mercedes Pinto, acoge en la actualidad a 250 reclusos en tercer grado, esto es, en situación de semilibertad. Sin embargo, esto no explica que no se cumplan los requisitos mínimos que necesita un centro de este tipo, entre ellos, el de la existencia de personal suficiente y cualificado para su funcionamiento.

 

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.