¿Un zombi en el avión?

 vuelo Lisboa DublínAntes de morir en un vuelo de Lisboa a Dublín, mordió a otro pasajero.

El incidente conmocionó a los pasajeros del vuelo 485 de la compañía irlandesa Aer Lingus que el pasado 19 de octubre cubría la ruta entre Lisboa y Dublín. Para sorpresa de todos los ocupantes, un joven de 24 años fallecía durante el trayecto y antes de expirar agredía a otro pasajero.

Al parecer, el protagonista de esta historia se había mostrado muy exaltado durante el vuelo, que finalmente tuvo que ser desviado hacia Cork después de que el piloto decidiera declarar una alerta médica. Mientras la tripulación repartía café, el joven se había puesto nervioso: el pasillo estaba bloqueado y necesitaba ir al baño urgentemente. Al final logró su propósito, saltando por encima de algunos pasajeros que no podían entender la reacción del muchacho. Al regresar a su asiento una joven de nacionalidad portuguesa -que podría ser su acompañante- se preocupó por el estado del muchacho. En unos minutos empezaron las convulsiones y el piloto preguntó si había algún médico entre los viajeros y dos personas se prestaron a atender al afectado.

En ese momento el joven se puso muy agresivo, gritando y emitiendo sonidos entre movimientos espasmódicos. Sin que uno de los médicos tuviera tiempo de reaccionar, el paciente convulso le mordió mientras le prestaba asistencia.

El avión aterrizó en el aeropuerto de Cork y, todavía en el interior de la aeronave, el paciente fallecía.

Después del incidente se ha sabido que la víctima portaba en el estómago casi un kilo de cocaína dividida en 80 bolas. Algunos de los paquetes debieron romperse haciendo que la droga entrara en su organismo provocándole las convulsiones que lo condujeron a la muerte y al ataque de uno de los médicos que le socorría.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.