El tren de bambú de Battambang

tren de bambú Resolviendo problemas con originalidad.

Cuando los Jemeres Rojos tomaron el control de Camboya destruyeron la mayor parte de los trenes y las conexiones ferroviarias que habían sido construidas durante la época del colonialismo francés. Nunca había sido una red ferroviaria importante, pero sí permitía que las pequeñas poblaciones rurales estuvieran conectadas con la capital y pudieran comerciar con ella.

Tras la caída del régimen de Pol Pot y la desaparición de un cuarto de la población del país, los camboyanos tuvieron que ingeniárselas para volver a poner en marcha la economía de una nación devastada. En muchas zonas habían desaparecido los trenes, pero no las vías por las que circulaban, de manera que decidieron recuperar este sistema con los medios de que disponían.

Fue así como en la zona noroeste del país se ideó el norry, un singular medio de transporte en el que los vagones de tren han pasado a convertirse en planchas de bambú impulsadas con motores sobre las viejas vías.

Las plataformas de bambú circulan en ambas direcciones, de manera que si por el camino se cruzan dos trenes, el que va menos cargado tiene la obligación de ceder el paso al otro. Para ello es necesario descargar la plataforma y desmontarla, dejar pasar a los que tienen preferencia y volver a montar la plataforma para continuar el camino.

Actualmente existen alrededor de 200 trenes de bambú circulando por el noroeste de Camboya, siendo especialmente famosa la zona de Battambang, en la que estos recorridos se han convertido en un reclamo turístico para visitar las aldeas del lugar atravesando frondosos parajes naturales.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.