Los trabajos de saneamiento de LPGS saldrán a concurso público

Emalsa acepta la retirada de su filial Sercanarias a petición del Ayuntamiento.

Tras la reunión mantenida con el Consejo de Administración de Emalsa, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria -Augusto Hidalgo- ha anunciado que los socios privados de la empresa han aceptado las solicitudes del Ayuntamiento capitalino.

Hidalgo ha confirmado la sustitución de Sercanarias -empresa filial de Emalsa- en la gestión de los servicios de saneamiento de la capital insular, un aspecto que durante los últimos años ha sido objeto de controversia.

Sercanarias es una empresa constituida por dos socios privados del Ayuntamiento, Saur y Valoriza, y desde hace años arrastra problemas con el Consistorio en aspectos relacionados con la cantidad de trabajos ejecutados y el cobro de los mismos.

En opinión de Hidalgo, ha quedado demostrado que la privatización de estos servicios “no es la más eficiente a la hora de controlar de manera efectiva el agua por parte de la administración pública”. Por este motivo se procederá a la convocatoria de un concurso público para adjudicar estos trabajos a otra compañía. En este sentido, el Ayuntamiento ha comenzado a estudiar los resultados de la auditoría encargada por el anterior Gobierno municipal en la que se estudian minuciosamente los 22 años de gestión de Emalsa desde su privatización.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.