Arcila critica las ‘políticas clientelares’ de Emmasa

La empresa ha dejado de cobrar 600.000 euros anuales por la entrega de agua depurada.

“Si son ciertos los datos de los técnicos municipales, que dicen que se han dejado de cobrar por este concepto unos 600.000 euros anuales, estamos ante un caso de trato de privilegio que no parece tener justificación alguna y que consideramos inadmisible”, asegura el concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila.

Según la información de que dispone el concejal, Emmasa habría dejado de cobrar esa cantidad anual a la entidad insular Balsas de Tenerife -Balten- por el agua depurada que recibe de la estación del barrio de Buenos Aires, desde la que Emmasa vende a ayuntamientos del sur de la isla y a otros usuarios de agua depurada.

Arcila critica las ‘política clientelares’ de Emmasa y la permisividad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y asegura que la única salida para “la situación de podredumbre” en la que se encuentra la gestión del ciclo integral del agua en el municipio es recuperar la titularidad pública de la empresa que la lleva a cabo.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.