Continúa la polémica en el polígono de Güímar

Raya azul en el Polígono IndustrialCandelaria y Arafo presentan la Entidad de Conservación para poder gestionar el polígono industrial.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Candelaria, Fernando Alduán, asegura que la creación de la Entidad de Conservación es necesaria e imprescindible para poder gestionar el Polígono Industrial de Güímar, “como bien se contempla en el Plan Parcial del Polígono Industrial del Valle de Güímar aprobado por la COTMAC, 4 diciembre de 2001”.

Desde el Ayuntamiento señalan además que todos los polígonos industriales de España funcionan con una Entidad de Conservación y tienen una vigencia de entre 15 y 20 años, e incluso indefinida como en el caso del Polígono de Granadilla.  “La entidad debe financiarse íntegramente por las cuotas de los propietarios durante 20 años y solo es justificable la subvención de los 3 primeros años del Cabildo y de los 3 ayuntamientos para ponerla en marcha y para compensar los daños y perjuicios sufridos en la conservación y el mantenimiento de la urbanización por la falta de acuerdo de las administraciones actuantes en los dos últimos años desde la recepción de los viales y zonas verdes por los ayuntamientos”.

En este documento, elaborado y consensuado por los ayuntamientos de Candelaria y Arafo, “se ha insertado el acuerdo del Cabildo en los estatutos aprobados inicialmente y que el texto resultante sea conforme con el ordenamiento jurídico vigente. Sin embargo, los estatutos remitidos por los empresarios a los ayuntamientos han condicionado o modificado artículos o apartados de los mismos que no estaban en los acuerdos del Cabildo ni tampoco estaban en la aprobación inicial”, por lo que tanto Candelaria como Arafo consideran que dichos artículos nuevos “deben quedar excluidas porque quiebran el consenso alcanzado”, explican desde el Consistorio.

En el documento enviado al Cabildo y al Ayuntamiento de Güímar, “Arafo y Candelaria están absolutamente de acuerdo con insertar los acuerdos del Cabildo en los nuevos Estatutos, pero no están de acuerdo en que se aproveche la nueva redacción de septiembre de 2015, para introducir nuevas modificaciones que no figuran esos acuerdos y algunas de ellas, además, contrarias al ordenamiento jurídico vigente”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.