Ciclogénesis explosiva herreña

Las tormentas fuera de temporada de Santa Cruz o La Laguna se han quedado en nada después de lo ocurrido en El Hierro. La posturita de Abreu pasó a la historia, cediendo éste ante la cúpula, en pos de un pacto que apaga todo el protagonismo del líder local lagunero. Así funciona el partido socialista obrero español (PSOE).

Justo antes de las pasadas elecciones de mayo, el líder gomero se revuelve y se niega a entrar en vereda. Madrid y la lideresa canaria se quedan boquiabiertos ante lo que auguraban como un golfo que dañaría solo en parte su sucursal gomera. Pero no, la nueva agrupación socialista insular supera totalmente al socialismo español en la isla y el aficionado a la barra americana sale vencedor de la contienda, arrasando en La Gomera.

Poco después, esta gente que mira para Clavijo y no ven sino una llave, se aventura a la renovación de un pacto en cascada, que los de coalición convierten en carcajada continua y burla pública de los pseudosocialistas españoles.

En Tenerife no saltaron chispas gracias al sometimiento de los de Santa Cruz y La Laguna. En la capital se coló la derecha española en el pacto, dejando fuera a los representantes del partido español que –todo hay que decirlo- se alejaron voluntariamente. En La Laguna no, ahí entraron en el pacto apoyando la candidatura de Coalición, pero echando pestes de ellos y admitiendo públicamente su sumisión a la cúpula social demócrata.

Lo de El Hierro, que ya podía ser advertido por anteriores señales en el Cabildo herreño y algún pacto fuera de lugar a nivel municipal, ha estallado en el ayuntamiento de Frontera. Una ciclogénesis prevista y que viene a mermar, más aún si cabe, a la delegación en canarias del partido español. Y bueno, a ocupar portadas justo en el momento en que Clavijo y los suyos están en la capital del reino mendigando y acercando posturas con la acartonada derecha española.

Los resultados de la ciclogénesis herreña le han venido que ni pintados a Coalición. Además del debilitamiento de los socialistas españoles, que ahora hablan de pactar con otro sector “nacionalista” canario de cara a las generales españolas, los de Coalición consiguen fortalecer su posición de cara a la galería y un acercamiento al enemigo directo de su “socio”: quién advierte de su posible pacto con otros para las generales.

Al final, Alpidio Armas es expedientado por la cúpula de la organización a la que pertenece. Coalición, a pesar de su reciente derrumbe, dando saltos en una pata sola y el resto de nacionalistas institucionales en silencio absoluto, pretendiendo no salir empapados de esta ciclogénesis. Por aquí se llama “nadar sin mojar la ropa”.

En definitiva, todo muy bien amarradito para llegar a las urnas con buen aspecto, por parte de Coalición. Por otro lado, vemos una gestión desastrosa, a punto de convertirse en una auténtica zona catastrófica, cuando valoramos la gestión global del PSOE en el Archipiélago.

Es verdad que Canarias está llena de microclimas. Pero ojito, acuérdense siempre de aquel refrán que dice “cuando veas quemar las barbas de tu vecino pon las tuyas a remojar”.

 

 

Pedro M. González Cánovas

Miembro de ANC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.