Josefa Hernández ingresa en prisión

Josefa Hernández ‘Lo único que me preocupa es que dejo a tres niños un poco desamparados’.

La resolución de su petición de indulto aún no ha llegado y Josefa Hernández ha tenido que ingresar en la prisión de Taíche -Lanzarote- para cumplir con una condena de seis meses por no haber demolido la vivienda que ilegalmente construyó sobre suelo protegido.

“El único pecado que he cometido ha sido dar un techo a mis nietos”, declaraba la popularmente conocida como ‘la abuela de Fuerteventura’, que finalmente no ha podido evitar que se ejecutara la sentencia a pesar de la solidaridad de miles de vecinos y el apoyo de partidos políticos de todos los signos.

Josea Hernández, de 62 años de edad, ha ingresado ya en prisión dejando tras de sí a una hija con discapacidad y a tres nietos “un poco desamparados”, tal como ella misma declaraba con preocupación.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.