Santa Cruz vierte más aguas residuales de las permitidas

El Gobierno de Canarias modificará la autorización emitida en 2005.

La Viceconsejería de Medio Ambiente ha abierto un expediente a al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife al considerar que la empresa Emmasa incumple varios de los requisitos en materia de vertido de aguas residuales.

La empresa estaba autorizada para verter todas aquellas aguas que no podían ser bombeadas a la Estación Depuradora de Buenos Aires. Emmasa asegura que si ha vertido más aguas al mar ha sido precisamente porque dicha depuradora no tenía capacidad para tratar todas las aguas residuales procedentes de la parte baja de la capital.

Desde 2008 hay un proceso abierto contra estos vertidos, pero tal como advierte el edil de Sí se puede, Pedro Fernández Arcila, “los técnicos ponen contra las cuerdas al gobierno de Bermúdez, hasta el punto de que si no hace nada, la situación procesal se puede complicar mucho en el ámbito penal”. Los informes elaborados por los Servicios Públicos del Ayuntamiento cuestionan la capacidad limitada de la depuradora -principal argumento de Emmasa para justificar estas prácticas- y las medidas que se han tomado desde 2008 para reducir la cantidad de vertidos.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.