La gastronomía para colgados recorre el mundo

Dinner in the skyLos eventos en comedores colgantes se ponen de moda.

La empresa ‘Dinner in the sky’ fue la pionera en hacer realidad una experiencia que no deja de resultar bastante curiosa: comer colgados de una grúa a 50 metros de altura.

Reuniones de empresa, eventos, celebraciones o simplemente comensales que quieren apuntarse a una comida diferente, se han unido a esta moda que viaja ha viajado ya por las ciudades más importantes del mundo, entre ellas Madrid o Barcelona.

El ingenioso invento de ‘Dinner in the sky’ -Comida en el cielo- se compone de una estructura con 22 asientos para los comensales y un espacio en el centro de la mesa desde el que trabajan los camareros. Los clientes ocupan su plaza en esta estructura y son asegurados con cinturones y arneses -como los de las montañas rusas- para garantizarles una comida cómoda y segura. A partir de ahí, la finalidad de elevarse a 50 metros puede variar mucho en función del tipo de evento que se quiera celebrar.

Normalmente se organizan almuerzos o cenas, pero la plataforma también se puede elevar con un pianista en el centro para que los clientes disfruten de una copa en las alturas. Sus 500 metros cuadrados de superficie dan mucho de sí y permiten que el usuario pueda disfrutar de una experiencia original por precios que varían en función del tipo de evento que se celebre, si bien el alquiler de la estructura durante ocho horas, con subidas y bajadas cada dos horas aproximadamente, tiene un coste estimado de 8.000 euros.

La propuesta de Dinner in the sky es sin duda una opción que los turistas habrán de tener en cuenta en sus futuros viajes porque, aparte de disfrutar de la buena gastronomía, podrán conocer la ciudad desde una nueva perspectiva.

 


El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *