Acciones judiciales contra las eléctricas por tarifas ilegales en el alquiler de contadores

FACUA denuncia que el fraude representa varias decenas de millones de euros anuales.

FACUA-Consumidores en Acción ha decidido emprender acciones judiciales contra las eléctricas por aplicación ilegal de tarifas en el alquiler de los nuevos contadores. Las compañías aplican una tarifa que sólo puede cobrarse si tienen habilitada la telegestión, algo que todavía no ocurre en la mayoría de los nuevos equipos de medida instalados.

FACUA cretiica además la pasividad del Ministerio de Industria ante “este fraude masivo” y “la negativa a actuar” ante sus denuncias que han mostrado tanto las autoridades de protección al consumidor de las diecisiete comunidades autónomas como la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición -Aecosan- del Ministerio de Sanidad.

La organnización presentó en noviembre de 2014 una batería de denuncias ante las administraciones competentes contra las cinco principales distribuidoras eléctricas que operan en España: Iberdrola Distribución Eléctrica, Endesa Distribución, Unión Fenosa Distribución -Gas Natural Fenosa-, Hidrocantábrico Distribución -EDP HC Energía- y E.On Distribución.

“Millones de familias llevan años pagando una tarifa indebida por el alquiler de contadores que no cumplen los requisitos obligatorios de integración en el sistema que deben permitir a los consumidores funcionalidades como la discriminación horaria, la lectura remota y la disponibilidad de información referente a su consumo. Datos que les facilitarían adoptar medidas para un gasto más eficiente y derivarían en una reducción de sus facturas”, señalan.

FACUA concluye asegurando que el sector está cobrando a los usuarios por el alquiler de los nuevos contadores una cuota mensual de 0,9801 euros -0,81 euros más IVA- que según la normativa sólo puede aplicarse si los equipos ofrecen las prestaciones propias de la telegestión. La cuota es un 50 por ciento más elevada que la establecida para las instalaciones que carezcan de dichas prestaciones, 0,6534 euros -0,54 más IVA-. Cada afectado paga anualmente 3,92 euros de más -0,3267 euros al mes- por el alquiler de contadores inteligentes, “que no lo son en absoluto”.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.