Sí se puede quiere confirmar que el mamotreto se encuentra en dominio público

La formación ecosocialista realizará unas catas en el terreno y recuerda que el edificio debe demolerse.

Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se dispone a realizar catas en la zona del mamotreto con la intención de elaborar un documento que precise el deslinde con el dominio público marítimo- terrestre en ese tramo. La iniciativa de la organización consiste en realizar tres catas en el espacio libre que media entre la fachada del mamotreto frente el antiguo cementerio y el propio cementerio.

El grupo ecosocialista pretende así obtener muestras del material existente y determinar si estos forman parte de los elementos naturales señalados en el artículo 3.1.b) de la Ley de Costas que permiten delimitar el dominio público. El concejal de Sí se puede, Pedro Fernández Arcila, señala que esta acción sirve para dar continuidad a la labor desarrollada en torno al caso del mamotreto a lo largo del mandato anterior, en el que los concejales ecosocialistas “venimos reclamando que el Ayuntamiento elabore un informe que permita intervenir en el expediente de delimitación del dominio público”.

Sí se puede considera además que el Ayuntamiento debe participar activamente en este expediente por “la confusión interesada” generada en torno a esta delimitación en trámite, “pero también a la vista de la discordancia existente entre el delimitación provisional y los datos que arrojaban determinados informes que obraban en la Demarcación de Costas”, recuerda Arcila en su solicitud de autorización para realizar las catas.

Dos elementos previos apuntan a la posibilidad de que el mamotreto se encuentre en dominio público: el informe elaborado por una empresa especializada, que reconoce determinados componentes del dominio público marítimo terrestre, como restos de playa y zonas de depósito de materiales sueltos -como arenas, gravas o guijarros- que no fueron tenidos en cuenta ni incluidos en el deslinde, y el hecho de que la ribera del mar ocupa parte del edificio construido en momentos de temporales y pleamares.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.