Industria desincentiva el uso de energías renovables

El nuevo gravamen castiga también a los usuarios de sistemas de almacenamiento de energía.

Desde hace años, existen en el mercado nuevos paneles solares que incorporan baterías de almacenaje, por lo que no es necesario realizar ninguna conexión con la red eléctrica. Si bien podría deducirse que los usuarios de este tipo de baterías deberían estar exentos de cualquier gravamen relacionado con el uso de electricidad -pues se trata de un autoconsumo perfecto- el Ministerio de Industria español no opina igual.

Así pues, y al contrario de lo que ya sucede en países como Alemania y Estados Unidos, en los que precisamente se incentiva la instalación de este tipo de baterías, la nueva regulación española en materia energética ‘castigará’ también a los usuarios de sistemas de almacenaje con un gravamen para los autoconsumidores de electricidad que se conecten a la red, independientemente de sus sistemas de generación se encuentran intercalados o no en el circuito normal -algo ya prohibido en la Ley de 2011-.

Únicamente obtendrán algún tipo de beneficio -salvando las restricciones que todavía se están sometiendo a estudio- aquellos autoconsumidores conectados en alta tensión que viertan a la red la electricidad que no pueden consumir en sus propias instalaciones. Pero en cualquiera de los dos casos los generadores y las baterías de almacenamiento quedan excluidas.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.