Permaneció 15 días inmovilizada en su casa del sur de Tenerife

Su madre avisó a las autoridades porque llevaba demasiados días sin ver a la afectada.

Después de dos semanas sin saber nada de ella, la madre de la víctima acudió a su domicilio y lo encontró cerrado y sin que nadie respondiera. Extrañada por la situación, decidió avisar a las autoridades. Éstas se trasladaron hasta el domicilio, en Playa de las Américas, y tras preguntar a los vecinos comprobaron que nadie había visto a la mujer desde hacía muchos días, si bien en el interior del domicilio se oían ladridos de perro.

La Guardia Civil decidió entonces forzar la puerta e irrumpir en la vivienda, donde encontraron a la afectada, una mujer de 54 años de edad, caída en el suelo y en un estado de salud extremo -apenas pesaba 40 kilos-. Aún así, tenía pulso y fue capaz de comunicar a los agentes que, tras una caída, había permanecido inmovilizada durante todo ese tiempo. Fue trasladada con urgencia a un centro hospitalario de Arona.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.