El ‘Nido del Tigre’ de Bután

Taktsang PalphugEl monasterio de Taktsang Palphug se ubica en un acantilado a tres mil metros de altura.

Según la leyenda, en este lugar se detuvo a meditar durante tres años, tres meses, tres semanas, tres días y tres horas el Segundo Buda, Guru Rinpoche. Para acceder a él y a la cueva en la que se refugiaría durante todo ese tiempo, Buda voló a lomos de un imponente tigre volador y se enfrentó a dos demonios durante su estancia en el lugar.

El monasterio de Taktsang Palphug, popularmente conocido como el Nido del Tigre -por la leyenda que arrastra- es un santuario en un acantilado a casi tres mil metros de altitud sobre el Valle de Paro, en Bután.

Fue construido a mediados del siglo XVII y reconstruido en 1998 después de un incendio. El lugar se encuentra en muy buen estado de conservación y, aunque puede ser visitado, existen muchas restricciones en cuanto a este tema. Además, está la dificultad añadida de que se encuentra en una zona de orografía complicada cuyo acceso discurre por más de tres kilómetros de empinado sendero flanqueado por banderas de oración.

El Nido del Tigre, que desde el valle parece un pequeño edificio adosado al acantilado, es en realidad un amplio complejo formado por varias construcciones, cada una de ellas presidida por una imagen sagrada, paredes decoradas con murales y ofrendas que van dejando allí los peregrinos. También forma parte del monasterio la cueva en la que se refugió Buda y un camino que se eleva hasta la cima de la montaña hacia un lugar al que los devotos ascienden para pedir por sus descendientes.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.