Desarticulada una banda internacional de tráfico de drogas

Operaba desde Tenerife reclutando como mulas a los indigentes de un albergue.

Las ‘mulas’ viajaban desde la isla hasta Madrid y desde allí eran remitidas a distintos países de Sudamérica en los que recogían la cocaína que más tarde era introducida y repartida por toda Europa. La droga era introducida adosada al cuerpo mediante fajos o oculta en botes de champú y otros enseres personales.

Las investigaciones policiales, que comenzaron en Tenerife con la existencia de las sospechas de que se estaban llevando a cabo estos ‘reclutamientos’ en un albergue de la isla, se saldaron con cuatro registros y la incautación de 42 kilos de cocaína, material para el corte y la distribución de la droga y 75.000 euros en efectivo, así como con la detención de 23 personas implicadas en la trama criminal.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.