Ocho años de prisión por abusos sexuales

Un joven grancanario amenazó a su ex novia con violarla y darle una paliza.

En marzo de 2014 se produjo la ruptura de la pareja y el condenado estuvo al menos dos meses enviándole mensajes amenazadores a su ex novia después de esto. A través de Whatsapp, el joven de 23 años de edad profería todo tipo de insultos contra ella y aseguraba que estaba dispuesto a violarla y a darle una paliza.

Las amenazas se consumaron a comienzos de mayo del mismo año, cuando, tras acudir al domicilio que compartían en Santa Lucía de Tirajana -Gran Canaria- para recoger sus cosas, el procesado la agredió sexualmente utilizando la fuerza. Durante el juicio, éste sostuvo la versión de que sí había mantenido relaciones sexuales con su ex novia pero que éstas habían sido consentidas.

Finalmente, la Audiencia de Las Palmas ha considerado probado el delito de agresión sexual, malos tratos y amenazas y lo ha condenado a ocho años de prisión, una indemnización de 20.000 euros y la prohibición de comunicarse con la víctima durante 17 años.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.