‘La familia Bélier’

'La familia Bélier'

Entretenimiento sin palabras.

No es que tengan nada de particular. La familia Bélier se compone de un amoroso matrimonio de granjeros que trabaja duro para sacar adelante a sus dos hijos adolescentes y que se ve afectada por a crisis y las promesas electorales como cualquier otra familia.

Tampoco la relación entre ellos o entre estos y el resto de los vecinos es diferente: los padres trabajan en la granja, los hijos van al instituto y los fines de semana los cuatro montan su puesto de venta en el mercado ofreciendo el queso que ellos mismos elaboran.

Lo que hace especial a la familia Bélier es que tres de sus miembros son sordos y es la hija, la única que oye, la que se encarga de conectarlos con el resto del mundo. Un mundo lleno de ruido y de palabras vacías que en ocasiones se transforma gracias a la música. Y, curiosamente, en un entorno de silencio, la hija demuestra haber desarrollado un don para cantar.

Obviamente, ni sus padres ni su hermano pueden disfrutar de su dulce voz, pero la protagonista no quiere permitir que esa situación se convierta en un impedimento para hacer algo que verdaderamente le gusta. Sin embargo, la situación es más compleja cuando entran en juego los lazos familiares, la necesidad de mantenerse unidos o la dificultad para dejar atrás a una personas que dependen también de ella para la consecución de sus sueños.

La familia Bélier es una comedia con tintes dramáticos dirigida por Eric LartigauLos infieles, The big picture– que se aparta de la ñoñería para hablar de lo egoísta que puede llegar a ser el amor.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.