‘Hoy las condiciones laborales y salariales son peores que hace diez años’

Román Rodríguez insta a facilitar el crédito a las empresas y a aumentar las inversiones en Canarias.

El líder de NC asegura que solo se podrá crear más empleo si se facilita el crédito a las pequeñas y medianas empresas y a las familias; y si, desde el ejecutivo autonómico se ponen en marcha medidas para incrementar la inversión y el gasto social en el Archipiélago.

Rodríguez hace esta afirmación en el contexto de la celebración del 1 de mayo tras valorar la situación del empleo en Canarias, que alcanza el 31,8 por ciento. En su opinión la reforma laboral ha precarizado los derechos de los trabajadores rompiendo el equilibrio entre éstos y la patronal debilitando la negociación colectiva. “Hoy las condiciones laborales y salariales son peores que hace diez años”, subraya y aboga por la derogación de la reforma para reconstituir los derechos de los trabajadores.

El líder nacionalista apunta además que ante la cercanía de las elecciones, algunos dirigentes políticos tratan de engañar a los ciudadanos prometiendo cifras de creación de empleo que saben no podrán cumplir. “Los mismos que han enviado al paro a cientos de miles de ciudadanos con sus políticas de recortes”, refiriéndose al PP, CC y PSOE. “Son los responsables de lo que ha pasado de aquí para atrás” en el empleo, los servicios públicos y el progreso de esta tierra.

Román Rodríguez recuerda que las empresas, el sector privado, tienen un papel determinante en la generación de puestos de trabajo y las instituciones contribuyen de forma significada a través de la inversión en infraestructuras y los servicios públicos. De manera que es posible tirar de la demanda de empleo, si se pone fin a los recortes y se aplica una economía de incentivos.

En este sentido Rodríguez recalca que las claves están en que las instituciones públicas fuercen a la banca, que ha recibido miles de millones de euros de dinero público, a facilitar el crédito para las pequeñas y medianas empresas y hacerlo “a un interés justo y no de usura”.

La segunda clave es la captación de más recursos, primero incrementando la recaudación de las arcas públicas canarias persiguiendo la evasión fiscal, “para que pague quien no paga”; y que se cambie el sistema de fiscalización, para que “pague más quien más tiene”. Además, debe negociarse un nuevo sistema de financiación autonómica que nos trate de forma justa, ya que hasta ahora Canarias pierde 800 millones de euros al año.

Rodríguez asegura que corrigiendo estos desequilibrios la comunidad canaria ingresaría 1.200 millones de euros, que sumados a los logrados por el incremento en la recaudación, serían un gran balón de oxígeno que posibilitaría una economía incentivadora en la que vuelva a reactivarse la inversión pública –reducida por los recortes en 900 millones de euros- en carreteras, vivienda, infraestructuras sanitarias y educativas, renovación de las ciudades turísticas, obras hidráulicas y servicios públicos esenciales.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.