Fomento enviará otro robot para tratar las fugas del barco ruso

Las condiciones meteorológicas impiden la recogida del combustible.

El ROV -remote operated vehicle- que porta el buque Grampian Surveyor continúa los trabajos de inspección del barco hundido en aguas canarias, así como la limpieza y despejado de accesos a las zonas de fugas del pecio para que en su momento se proceda a la fase de sellado. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha informado de que la empresa encargada está trasladando un segundo robot para taponar las fugas de hidrocarburos, “porque serán necesarios dos”.

Las condiciones meteorológicas, con vientos del nordeste de 30 nudos -60 km/h- y olas de hasta 3 metros, impidieron por segundo día consecutivo llevar a cabo operaciones de recogida de combustible, únicamente detectado por la vigilancia aérea y marítima en la zona del hundimiento. Los medios marítimos están realizando dispersión mecánica de la contaminación detectada que, según la ministra “se está trasladando Atlántico adentro”.

El Centro de Salvamento Marítimo de Las Palmas, dependiente del Ministerio de Fomento, continúa coordinando un amplio dispositivo de medios marítimos y aéreos que operan desde el amanecer al anochecer y está integrado por unidades de Salvamento Marítimo, del Gobierno de Canarias, de Cruz Roja y de la Armada.

Además, el helicóptero del GES, que realiza dos vuelos diarios, ha rastreado las costas de Gran Canaria, Tenerife y La Gomera, sin detectar contaminación.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.