Un submarino intentará acceder al buque hundido

El ‘Oleg Naydenov’ lleva cuatro días expulsando fuel a 27 kilómetros de Gran Canaria.

“Nuestra principal preocupación fue en primer lugar que no hubiera peligro para las vidas humanas, nuestra segunda preocupación son las cosas y nuestra tercera preocupación es la contaminación marítima. En ese orden se están desplegando los medios”, ha declarado Julio Gómez-Pomar, secretario de Estado de Infraestructuras.

El Ministerio de Fomento ha anunciado que el próximo martes un robot submarino de la compañía noruega Otech intentará acceder al buque hundido, que se encuentra a 27 kilómetros de la costa de Maspalomas -Gran Canaria- y a 2.400 metros de profundidad. Desde el momento del hundimiento, el Oleg Naydenov no ha dejado de ir expulsando las 1.400 toneladas de fuel que contenía en sus reservas y la mancha de combustible alcanza ya los 70 kilómetros de extensión.

Al tratarse de gasóleos -combustibles ligeros- las autoridades han asegurado que por el momento se puede actuar contra ellos ‘dispersándolos’. Además, tres barcos y un avión vigilan la zona de manera constante para controlar la evolución de la mancha hasta que el estado de la mar permita comenzar las labores de recogida. Por su parte, Greenpeace insiste en la necesidad de poner en marcha un plan de limpieza inmediato.

Con la intervención del submarino se llevará a cabo una valoración de los daños sufridos y se tomarán nuevas decisiones.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.