La práctica de apicultura en El Teide no favorece al ecosistema

Solicitan la retirada de las colmenas en el Parque Nacional.

Al parecer, esta tradicional actividad agropecuaria provoca un grave conflicto entre los recursos naturales –el polen y el néctar- y los polinizadores nativos, en gran parte únicos de este ecosistema.

Así lo revela el estudio realizado por la Estación Biológica de Doñana –CSIC-, que advierte del peligro de continuar con esta práctica en el Parque Nacional del Teide y solicita la retirada de las colmenas en favor de la correcta reproducción de algunas especies endémicas de este ecosistema insular, como son el tajinaste rojo y la retama.

Por su parte, los apicultores aseguran que su actividad no altera el sistema natural de la zona ni reduce las capacidades de reproducción de estas especies y recuerda a los investigadores que existe documentación de que esta actividad se realiza en la zona desde hace más de 400 años y está correctamente regulada en el Plan de Uso y Gestión de este espacio protegido.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.