Admitida a trámite una demanda de paternidad contra Don Juan Carlos

El Supremo acuerda estudiar la filiación demandada por Ingrid Sartiau.

Esta ciudadana belga de 48 años de edad ha logrado que, por primera vez en la historia, un monarca sea sometido a un proceso judicial para esclarecer su posible paternidad. El ex monarca español, Don Juan Carlos de Borbón, tendrá que personarse ante el Tribunal Supremo y someterse a las pruebas de ADN para resolver las dudas.

Con tan solo un voto de diferencia, la Sala Civil del Supremo acordó la admisión de esta demanda al considerar la existencia de un principio de prueba constituido por el acta notarial aportada por la demandante en la que la madre de ésta describía la relación que hace más de medio siglo mantuvo con el anterior Rey de España.

“En el mes de diciembre de 1965, me encontraba de vacaciones en la Costa del Sol cuando en una discoteca de renombre conocí a un hombre de 31 años de edad, muy gentil, guapo y dulce y apuesto, con los ojos azules, con el cual mantuve relaciones íntimas durante tres noches en un hotel de lujo”, describe Liliae Sartiau en dicho documento. La madre de la demandante añade: “El último día, el conserje del hotel, con el que hablé varias veces, me dijo que se trataba del Príncipe Juan Carlos de España. Ante mi sorpresa y emoción tuve el impulso de coger mi coche y regresar directamente a Bélgica”. Y termina señalando: “Desde dichos encuentros íntimos hasta el nacimiento de mi hija no tuve ninguna otra relación sexual, lo que garantiza cien por cien que Ingrid es hija de Juan Carlos I. Certifico que las relaciones sexuales con Juan Carlos fueron sin protección anticonceptiva ya que en esa época no existían”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.