Finalizan las prospecciones en el pozo Sandía

A finales de mes Repsol conocerá las primeras conclusiones.

Está previsto que ésta sea la última jornada de prospecciones en el pozo Sandía, a 60 kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura. En cuanto se hayan alcanzado los 3.092 metros de profundidad, Repsol procederá a la toma de muestras para determinar la posible existencia de petróleo en la zona.

Una vez realizado este proceso, la petrolera sellará el pozo con tapones de hormigón reforzado para garantizar que no haya ninguna fuga, un paso del procedimiento que podría darse por finalizado el próximo 20 de enero.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.