Denuncian a Twitter por atentar contra la libertad de información

Twitter Para FACUA, la red social vulnera la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, el Código Civil y la Constitución Española.

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a Twitter Inc y su filial en España ante las autoridades de protección al consumidor por incurrir en cláusulas abusivas. La red social se arroga la facultad de suspender las cuentas de los usuarios y censurar sus mensajes aunque contengan informaciones veraces que no vulneran legislación alguna.

Las denuncias han sido remitidas a autoridades autonómicas de consumo y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición -Aecosan- del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Las denominadas reglas de Twitter y sus condiciones de servicio, esto es, las cláusulas contractuales que impone a sus usuarios, vulneran los artículos 82, 85, 86 y 87, advierte FACUA en sus denuncias. Y es que la empresa vincula el contrato a su voluntad con una clara situación de desequilibrio entre las partes y priva a los usuarios del derecho a la libertad de expresión y al de difundir información veraz.

La compañía podrá cambiar la forma y naturaleza de sus servicios o dejar de prestarlos sin informar con antelación a los usuarios. Además, se reserva el derecho de «establecer límites sobre el uso y almacenamiento según su único entender, en cualquier momento y sin previo aviso».

Cuenta suspendida por informar de un fraude

Como ejemplo, FACUA señala en su denuncia que el pasado 18 de noviembre, Twitter suspendió la cuenta de su portavoz, el periodista Rubén Sánchez -@RubenSanchezTW-, porque tres meses antes había informado de un fraude telefónico. Sánchez recibió un mensaje de correo electrónico en inglés desde la cuenta support@twitter.com en el que se le indicaba que su cuenta había sido suspendida «por difundir información privada de un individuo».

El correo hacía referencia un tuit lanzado el pasado 2 de agosto. En él se adjuntaba una imagen de FACUA, que tanto la asociación como numerosos usuarios llevaban meses difundiendo en las redes, para alertar de un fraude a través de un SMS enviado masivamente.

El SMS instaba a llamar a una línea de alto coste, el teléfono de tarificación adicional 807 505 637, con el falso reclamo de que el receptor había sido elegido «para 1 Carro de la compra valorado en 1000 euros completamente gratis». La imagen de FACUA incrustada en el tuit de Rubén Sánchez mostraba la línea desde la que se realizaba el spam, 677 10 28 78, que nunca estaba operativa y en la que saltaba un contestador.

La multinacional estadounidense argumenta en el correo remitido a Sánchez que «difundir informacion privada y confidencial de terceros es una violación de las Reglas de Twitter». Pero FACUA advierte de que la publicación de la línea telefónica a través de la cuál se estaba propiciando un fraude no vulnera ninguna ley y se enmarca tanto en el derecho a la libertad de expresión como a la libertad de dar y recibir información veraz.

 

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *