El impuesto sobre el petróleo solo dejará ‘migajas’ en Canarias

El Archipiélago solo se quedaría con el 7 por ciento del valor del crudo.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Industria, la intención del Gobierno con el nuevo gravamen es que las comunidades autónomas afectadas por las prospecciones se queden con el 60 por ciento de dicho impuesto y que el restante 40 por ciento se reinvierta a la hacienda estatal.

El anteproyecto presentado por el Ejecutivo central establece que el impuesto final en Canarias será del 7 por ciento si Repsol encuentra crudo durante las prospecciones y si este alcanza la calidad necesaria para su comercialización. Este porcentaje reportaría a canarias unos 300 millones de euros anuales, una cantidad que el portavoz del Gobierno autonómico, Martín Marrero, ha calificado de “auténticas migajas”.

«Se equivocan los que crean que Canarias está en venta, no está ni siquiera en alquiler. El Gobierno canario no admite esa modificación porque no se puede vender el patrimonio natural de las islas», ha declarado Marrero, insistiendo en que 300 millones de euros son una cantidad irrisoria frente a los 13.000 millones de euros de los que se ha beneficiado Canarias solo en 2014 y que ahora se encuentran amenazados por las prospecciones petrolíferas.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.