Más raro que un gato verde

Gato verdeApareció merodeando cerca de la ciudad costera de Varna –Bulgaria- luciendo un pelaje verde esmeralda.

Los grupos ecologistas no tardaron en denunciar que el felino había sido víctima del cruel ataque de algún despiadado ser humano. Junto a otros gatos callejeros, el protagonista de esta historia vagaba por las calles de una localidad cercana a la ciudad búlgara de Varna llamando la atención de los viandantes con su pelaje verde esmeralda.

En cuanto se dio la noticia, varios colectivos en defensa de los derechos de los animales iniciaron la búsqueda del felino que, según varios testigos, era visible incluso en la oscuridad debido al llamativo color de su pelo. Incluso se organizó un grupo a través de Facebook para atrapar a los autores del hecho.

La noticia se extendió por los medios de comunicación del país convirtiendo al gato verde en todo un fenómeno social y en el protagonista de una lucha ecologista que se saldó con una gran decepción. Tras varios días de búsqueda, el gato fue localizado en un garaje, durmiendo plácidamente encima de un montón de botes de pintura verde derramada. El misterio quedaba resuelto.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.