El barco de Greenpeace está retenido en Lanzarote

Fomento le exige 50.000 euros como aval mientras se tramita el expediente sancionador.

El Ministerio considera que la protesta protagonizada por el ‘Artic Sunrise’ en contra del comienzo de las prospecciones de Repsol en la cuadrícula de Sandía, es “una infracción contra la ordenación del tráfico marítimo”, por lo que ha emprendido medidas legales contra la formación ecologista Greenpeace.

Según hace constar Fomento en su denuncia, la actuación de los ecologistas que presuntamente pretendían llevar a cabo el abordaje del barco contratado por Repsol para las prospecciones, está tipificada en la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante como “infracción muy grave”. En base a esto, además de retener el barco de Greenpeace en Lanzarote como medida cautelar, se le exigen a la organización 50.000 euros como garantía mientras se tramita el expediente sancionador que los ecologistas recurrirán por considerarlo “totalmente desproporcionado”: la multa por lo sucedido podría ascender a 300.000 euros.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.