‘El amor está en el aire’

‘El amor está en el aire’Enredos románticos a diez mil pies de altura.

Esta comedia romántica tiene la misma dosis de humor que de romanticismo. Tal vez por eso logra mantener al espectador ‘en el aire’ durante toda la proyección.

Y es que el argumento de El amor está en el aire es bastante simplón, pero se va enredando tanto que, cuando quieres darte cuenta, ya formas parte del pasaje en ese viaje entre Nueva York y París en el que una ex pareja se encuentra casualmente y se dispone a echarse en cara lo más sucio de su relación, eso sí, con mucha sutileza.

A través de lo que cuentan sus protagonistas, Julie y Antoine, y para deleite de todos los que los acompañan en la Clase Business, se presentan a modo de flashback todos los momentos destacados de la relación que mantuvieron: el flirteo, el enamoramiento, los celos, las reconciliaciones y la ruptura definitiva. Por supuesto, tanto Julie como Antoine tienen su propia versión de los hechos y, aunque el final es bastante predecible, no lo es tanto lo que sucedió en sus vidas para que finalmente tomaran caminos separados.

No es que El amor está en el aire sea una obra maestra sobre las relaciones de pareja, pero muchos se identificarán en algunas de las situaciones en las que, entre el sarcasmo y la ironía, pincelan las dificultades de cualquier noviazgo. Aunque muchos de estos matices se presentan en forma de clichés, no deja de ser una película entretenida que, desde luego, haría mucho más llevaderas las ocho horas de vuelo entre Nueva York y París.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.