Utilizaban a los niños de un equipo de fútbol para vender boletos de una falsa rifa

El presidente y el entrenador de un club de fútbol de Las Palmas de Gran Canaria han sido detenidos.

Los niños, de entre 10 y 11 años de edad, eran conducidos a zonas de gran afluencia para que vendieran allí los falsos boletos. Durante meses, el Servicio de Atención a la Familia -SAF- de la Brigada Provincial de Policía Judicial, ha estado desarrollando una investigación en torno al entrenador y al presidente de un equipo de fútbol de la capital grancanaria que finalmente han sido detenidos acusados de ser los presuntos autores del fraude.

No se trataba de una rifa puntual sino que “la venta de rifas era sistemática, pudiéndose averiguar que en los últimos tiempos se encargaron como mínimo rifas por valor de 110.000 euros, lo cual testimonia lo lucrativa que puede ser esta actividad mediante el uso de niños de estas edades”, hecho que “movía en los compradores el sentimiento de colaborar con ellos”, según ha señalado la Policía. Según se hacía constar en los boletos, el dinero recaudado con dichas rifas iba destinado a sufragar los gastos del club -fichas y seguros médicos, entre otros- algo que realmente ya estaba cubierto con las subvenciones recibidas del Cabildo Insular.

Los menores que realizaban esta actividad pertenecían a entornos con pocos recursos económicos y sus familiares han reconocido que no tenían más ingresos que los que los niños obtenían a través de la venta de boletos falsos, ya que 50 céntimos de cada boleto vendido iban destinados a las familias.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.