SCTF cifra en 15 millones los daños del temporal

Un decreto de emergencia dará cobertura a las incidencias ocasionadas por la lluvia.

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha dado a conocer a primera hora de esta tarde los acuerdos adoptados por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, en relación a las incidencias registradas en el municipio como consecuencia de las lluvias torrenciales registradas ayer domingo.

Durante su comparecencia, Bermúdez anunció el inicio de los trámites para aprobar un decreto de emergencia que dé cobertura a las actuaciones a realizar. Dicho decreto permitirá agilizar la adjudicación de iniciativas necesarias para el restablecimiento de la normalidad en las áreas afectadas, en el plazo de un mes como máximo. Asimismo, Bermúdez ha anunciado la creación de una línea de ayuda dirigida a las personas damnificadas por la pérdida de mobiliario y enseres.

Además, la Junta de Gobierno Local ha solicitado a la Administración del Estado, la Comunidad Autónoma y el Cabildo de Tenerife su participación en la financiación de un plan especial de obras, por importe de 15 millones de euros, “tal y como se ha hecho en otros municipios, en circunstancias similares”, señaló.

Entre las actuaciones a acometer de manera urgente figuran las referidas a la avenida de Venezuela; La Gallega; Vistabella; barranco del Cercado, en San Andrés; el Palacio Municipal de Deportes; el pabellón Pancho Camurria y los campos de fútbol de Valleseco y San Joaquín, además del acceso al campo de San Andrés. Respecto a las tareas desarrolladas para el restablecimiento de la normalidad en diferentes puntos de Santa Cruz de Tenerife, el alcalde ha afirmaddo que el suministro de agua se ha garantizado en todo el municipio, a excepción del barrio del Suculum y algunas viviendas de la parte alta de los valles Brosque y Crispín, donde operarios de Emmasa trabajan para recuperar el suministro.

El Ayuntamiento también trabaja para abrir al tráfico los dos carriles de la vía del barranco del Cercado de San Andrés, donde se mantienen cortes intermitentes. También se realizan labores de adecuación de la carretera que da acceso a Valle Brosque y Valle Crispín, una de las zonas más afectadas por las lluvias torrenciales. El resto de calles se encuentran abiertas al tráfico desde primera hora de la mañana, aunque algunas presentan incidencias relacionadas con el funcionamiento de los semáforos.

Referente al fluido eléctrico, la compañía Endesa se ha comprometido a restablecer el servicio a lo largo de la jornada. Los técnicos se encuentran trabajando en la zona de Valle Tahodio y Almáciga para reponer el servicio a los 300 clientes que permanecen sin servicio fluido eléctrico, lo mismo que ocurre con otros 300 vecinos distribuidos por todo el municipio.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.