‘El Ministerio modificó el LIC para favorecer a Repsol’

Ben Magec denuncia que la zona de prospecciones coincide con un ecosistema de máxima vulnerabilidad.

Ben Magec – Ecologistas en Acción ha denunciado, en unas alegaciones presentadas al Ministerio de Alimentación, Agricultura y Medio Ambiente, que las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a Canarias se efectuarán a sólo 11,3 kilómetros del lugar de interés comunitario -LIC-, “en un área que debería ser zona de amortiguación, y que los valores a proteger se encuentran en una situación de máxima vulnerabilidad”, ya que es una zona en donde habitan los cetáceos, una especie que se desplaza cientos de kilómetros en pocos días.

Los ecologistas recuerdan que la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad define Área crítica para una especie como aquellos sectores incluidos en el área de distribución que contengan hábitats esenciales para la conservación favorable de la especie o que, por su situación estratégica para la misma, requieran su adecuado mantenimiento.

“En el informe encargado por el entonces Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, ‘Identificación de áreas críticas para cetáceos de hábitos profundos en aguas territoriales del oriente de Fuerteventura y Lanzarote y propuesta de medidas de gestión’, se consideró como área crítica una extensión que contemplaba no sólo la que finalmente propone el Ministerio, sino además una amplia franja considerada como zona de amortiguación, pero que coincide con los puntos en los que Repsol tiene autorizadas las prospecciones petrolíferas”, han señalado.

Ben Magec denuncia que el Ministerio esperó a autorizar las prospecciones petrolíferas para tramitar la inclusión de esta zona en la Red Natura 2000 y eliminó toda esa zona de amortiguación de la propuesta final. “Resulta más que evidente que el Ministerio ha recortado intencionadamente el LIC y ha excluido una zona fundamental para la conservación del ecosistema que propone proteger, por lo que está vulnerando los principios más básicos de la conservación, y que están recogidos en normas europeas y españolas”, aseguran..

La Federación ecologista concluye criticando que “este nuevo atropello a la conservación de la importante biodiversidad que contienen las aguas de este canal oceánico, y también la falta de ética de un Gobierno que, una vez más, condiciona todas sus acciones a la voluntad del ministro Soria y de Repsol”.

 

 


El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.