Empeora el estado de salud de la enfermera infectada por el ébola

Teresa Romero reconoce que se tocó la cara con los guantes cuando se retiraba el traje protector.

Las primeras hipótesis sobre cómo pudo producirse el contagio apuntan a este detalle que la enfermera reconoció ante el médico que la atiende, el doctor Germán Ramírez. El ‘accidente’ habría ocurrido en la primera de las dos visitas que la enfermera realizó al religioso Manuel García Viejo, fallecido a causa del ébola que contrajo en África.

La primera infectada en España estuvo estable durante los primeros días, pero en las últimas horas su estado de salud ha empeorado y ha sido necesario intubarla, según ha declarado el hermano de la paciente, visiblemente afectado por la situación de Romero.

Hasta el momento son ya siete personas las que se encuentran ingresadas en el hospital Carlos III de Madrid mientras que medio centenar más se encuentra bajo vigilancia en sus domicilios por si llegaran a detectarse los síntomas de la enfermedad.

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha lanzado un mensaje tranquilizador a la población advirtiendo que de todo el equipo que atendió a los religiosos infectados traídos desde África para recibir tratamiento en España, una única persona ha sido contagiada con el virus y se ha debido a “un desgraciado error humano, un accidente”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.