Tenerife vendió el vino de La Mancha como si fuera propio

Mezcló los dos caldos para mejorar la calidad del producto y posicionarse en el mercado.

Aunque la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias ha determinado que se trata de una práctica legal, el propio organismo ha reconocido que no es “muy adecuada”.

Bodegas Insulares de Tenerife –empresa de la que el Cabildo insular es el mayor accionista- utilizó el vino adquirido en La Mancha con el que se produce en la isla para obtener una mejor calidad del producto y posicionarse en el mercado. En tanto que la compra fue legal y el producto final se comercializó como vino de mesa –no viéndose adulterada ninguna denominación de origen-, la Consejería no ve fraude alguno en esta operación.

Sin embargo, otras asociaciones de bodegueros y viticultores de la isla han mostrado su disconformidad con lo sucedido y han criticado severamente la posición del Cabildo de Tenerife en toda esta polémica, sobre todo después de que la institución insular se haya presentado siempre como una férrea defensora del sector vitivinícola local y de la calidad de sus productos. La DOP Islas Canarias y el Consejo Regulador Ycoden-Daute-Isora se sumaron ayer a la demanda de la Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias -Avibo- y acordaron solicitar el cese del presidente de Bodegas Insulares de Tenerife y consejero insular de Agricultura, José Joaquín Bethencourt y han lamentado la pérdida de confianza que suponen este tipo de acciones.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.