Círculo de Bellas Artes

Se han convocado elecciones a la Presidencia del Círculo de Bellas Artes de Tenerife. Sólo se ha presentado una candidatura: la encabezada por Dulce Xerach.

Tras la toma de posesión se cerrará la presidencia de Miriam Durango al frente de esta institución cultural.

El Círculo de Bellas Artes de Tenerife desde su constitución por en 1927 gozó siempre de una gran importancia en el mundo cultural de la Isla, y más concretamente, de su capital, Santa Cruz de Tenerife. Francisco Bonnín Guerín sería su Presidente de Honor.

No cabe duda, que esta Institución ha sido señera en Tenerife y en sus Salas de Exposiciones han visto colgadas sus obras los más importantes artistas de Canarias y de fuera de las Islas.

Sin embargo, la presidencia durante casi ocho años –no sabemos porqué terminando su mandato en mayo de 2015 se han convocado urgentemente estas elecciones- de Miriam Durango ha sido, sin lugar a dudas, la más ominosa, oscura e intransigente de la brillantísima historia del Círculo de Bellas Artes de Tenerife.

Desde el punto de vista de los Socios no hace falta más que tener a mano el dato de su número: cuando la Sra. Durango se hizo cargo del Círculo eran más de 400. En la actualidad, según ha indicado la propia Dulce Xerach somos sólo ochenta. Y este vacío se ha producido por numerosas y desagradables situaciones: expulsión de Socios, abandono voluntario de éstos debido a la nula democracia y a la mínima actividad cultural. Además, para colmo, más de treinta solicitudes de ciudadanos amantes de la Cultura que voluntariamente presentaron su petición fueron excluídos por “fuera de plazo”, cuando todo el mundo sabe que esta figura no existe en ninguna Asociación. Pueden no integrar la Sociedad en el momento de la convocatoria de una Junta General –porque no hay tiempo material- pero no hay que ser un estudioso del Derecho para saber que deben ser admitidos en la siguiente, previo ingreso por acuerdo de la Junta Directiva.

Desde el punto de vista de la actividad artística no hay que ver más que el catálogo de exposiciones realizadas durante la presidencia de Miriam Durango. Han sido poquísimas y de muy escasa relevancia, amén de que aún no sabemos porqué algunas importantes muestras se celebraban en todas las islas canarias…menos en el Círculo chicharrero. Y para muestras un botón: la no celebrada este mismo septiembre de 2014.

Y ya no digamos en lo que se refiere a democracia interna. Jamás había asistido a ninguna Junta General ya sea de una Asociación Cultural, entidad deportiva o Comunidad de Propietarios en la que los únicos miembros presentes fuéramos la Presidenta y el que escribe –sí, efectivamente había numerosísimos

votos delegados-. O en otra ocasión la celebración de una Junta General “Express”, porque no puede calificarse de otra manera el que CINCO puntos del Orden del Día, incluído la lectura y aprobación del acta anterior, se hayan liquidado en SEIS minutos ¡¡¡ en primera convocatoria. Se supone, que las Asambleas Generales, y máxime de una institución cultural del prestigio del Círculo se convocan para debatir, opinar, expresar puntos de vista discordantes, explicar detenidamente a los Socios los proyectos realizados y los que se proponen para el futuro. En definitiva, debería ser un lugar de Ilustración, convivencia, discusión y aportación de ideas. En su lugar, ha sido de oscurantismo y vejación para los Socios.

Por enfrentamientos, ha habido hasta con los titulares de la cafetería.

En definitiva, que Dulce Xerach tiene fácil, muy fácil lo que ha de hacer los primeros meses de su mandato: solicitar una auditoría, y abrir de una vez el Círculo de Bellas Artes de Tenerife a sus Socios y a toda la ciudadanía, que es mucha, interesada en que el ambiente cultural de esa señera Institución vuelva a ser vigoroso.

Jesús Pedreira Calamita

Presidente de TuSantaCruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.