Piden la dimisión del consejero de Agricultura por la compra de vino foráneo

Sí se puede, IU y CCN exigen responsabilidades al responsable del Cabildo de Tenerife.

Fernando Sabaté, portavoz de Sí se puede en Tenerife, asegura que los datos referidos a la importación de millones de litros de vino de Castilla La Mancha por parte de la empresa Bodegas Insulares SA, propiedad del Cabildo de Tenerife, para venderlo como vino de mesa de las Islas en las zonas turísticas desde el año 2012, “es de una gravedad que consideramos necesario reclamar la responsabilidad política de los autores”.

El portavoz recuerda que esta bodega fue pagada con fondos europeos para potenciar los caldos insulares, “pero con esta información se deja claro que se ha estado usando para hacer un negocio con vino de mala calidad y además perjudicando al resto de productores de la Isla”.

Por su parte, desde Izquierda Unida en Tenerife aseguran que no entienden la falta de control por parte del Cabildo y “la poca delicadeza” con el sector vinícola local. “Los miles de euros gastados en vinos peninsulares podían haber sido una ayuda para el sector en Tenerife y hubieran mejorado las condiciones materiales de muchos viticultores”. Asimismo, lamentan el doble rasero del Cabildo que, por un lado, trata de impulsar en la ciudadanía el consumo de vinos locales, mientras, por otro, hace sus compras fuera.

Benito Codina, presidente insular del Centro Canario Nacionalista en Tenerife denuncia también que desde la empresa se aprovecharon del Régimen Específico de Abastecimiento -REA- para realizar la compra, utilizando este instrumento financiero no sólo para el desvío del objetivo para el que fue creado, hacer que los canarios no notemos el sobrecoste de los productos de consumo alimentario que implica el transporte por mar, sino para defraudar a la hacienda pública.

Codina señala también  que “es vergonzante que mientras los viticultores y bodegueros se las ven y las desean para salir adelante, afrontando, además, con sus propios recursos, los créditos necesarios para compensar la tardanza en los pagos que ordena el consejero, haya unos responsables de lo público que permiten que se engañe a los consumidores y a la hacienda pública, que somos todos”.

Por todo ello, estas fuerzas políticas y viticultores de Tenerife han solicitado la dimisión del Consejero de Agricultura del Cabildo, José Joaquín Bethencourt, presidente y máximo responsable de la empresa Bodegas Insulares.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.